Partido de locos: Belgrano le empató 4-4 a Racing

13 días atrás

12/05/2024 16:57hs. Actualizado al 12/05/2024 20:45hs.

Si al Racing de Costas los problemas no lo encuentran, se los compra. Tras quedar eliminado de la Copa Argentina con Talleres de Remedios de Escalada y perder en Brasil por Copa Sudamericana, la Academia debutaba en la Liga sin margen de error. Era un partido para tomar muy en serio. El clima en Avellaneda lejos estaba de ser el ideal y el equipo necesitaba un triunfo como arena y agua en un incendio. Pero las llamas de este Racing son más altas de lo que Costas percibe. Un técnico que vivió en carne propia todas las malas, ahora las está creando.

Racing - Figure 1
Foto Olé

Del 4-1 de Racing al 4-4 de Belgrano

Sólo desde sus (malas) decisiones se puede entender por qué Racing no le ganó a Belgrano estando ganando 4-1 a falta de 13 minutos. Costas subestimó los problemas que tiene su equipo. Es uno de mentón de cristal ante el primer golpe doloroso. Uno al que no le está sobrando demasiado como para dar vuelta toda la defensa en medio de un partido y dejar en el fondo a jugadores que ya no son lo que eran. Hasta los 77’, la Academia había controlado al Pirata y hasta estaba más cerca de meter el quinto que de sufrir un nuevo descuento.

El equipo volaba, con mayoría de suplentes volvía a tomar confianza y goleaba en el debut. Era lo que más deseaba. Pero el DT sobró. Se sintió ganador antes de tiempo y empezó a hacer cambios difíciles de explicar. En el ST empezó lo que hoy tiene furiosos a los hinchas. Puso a un Pillud que no había jugado ni siquiera un minuto en la temporada, sacó a Sosa que era el mejor de la cancha en función defensiva, metió al pibe Galván y Sigali, mal acompañado, desnudó todas sus falencias. También perdió potencia sin Urzi para poner a un Almendra que, sacando el zurdazo del final que le sacó Losada, casi no tocó la pelota.

Más allá de hacer un gol, Sigali dejó en claro por qué es otro jugador pesado que juega poco y nada. Perdió en 2-4 de arriba contra Troilo y en el 3-4 Reyna le ganó muy fácil en velocidad. El 4-4 es la síntesis perfecta del juego: Galván, el último cambio del DT, dio un pase atrás y se la regaló a Jara, quien endemoniado definió bárbaro para el 4-4 final.

Racing había iniciado muy bien

Antes de esta locura del final, Racing había jugado un primer tiempo de alto vuelo. Carbonero había vuelto a ser ese extremo picante, furioso e inalcanzable para los rivales. Roger Martínez un goleador serio aun sin tanta movilidad y Baltasar Rodríguez un generador de juego muy solidario a la hora de recuperar.

Belgrano sufría y no tenía los caminos para poder llegar siquiera a un descuento. Porque entre Carbonero y Urzi paralizaban a los laterales y Sosa, entre el medio y la defensa, le daba equilibrio al equipo. Costas, como es sabido, desmanteló todo esto antes de tiempo y el Pirata lo aprovechó. Se dio cuenta de que el segundo gol había dejado herido a un equipo que empezó a tambalear demasiado. Ya se quedó sin Copa Argentina y Copa de la Liga. Ya perdió por Sudamericana contra el único rival que le puede pelear el primer puesto y ahora se jugará todo contra Coquimbo. Lo de fue haberse dado un tiro en los pies. Extraño en un Costas que debería conocer mejor que nadie cómo se vive Racing.

Mirá también

Clasificación a las Copas 2025: River y Estudiantes son punteros en la tabla anual

LOS GOLES DEL PARTIDO

Belgrano de Córdoba - 12-5-2024

Todos los goles de Belgrano 4 Racing 4
Leer más
Noticias similares