Mesa chica: cómo fue la división de los negocios de la familia Perez ...

28 días atrás
Perez Companc

La muerte de Goyo Perez Companc encontró al grupo con el proceso de reorganización interna de todos sus negocios ya finalizado, y una división de sus principales activos entre los seis hijos del líder que permanecen en la Argentina.

Hace apenas dos semanas, el holding informó a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires una millonaria reorganización de su paquete accionario, que achicó aún más la mesa de decisiones de la familia y que cristalizó el liderazgo de Luis Perez Companc.

La reestructuración interna -y familiar- implicó la venta de las acciones que estaban en manos de tres de los hermanos (Jorge, Cecilia y Catalina) a otros tres: Luis, Rosario y Pilar. Pablo, el otro hijo de Goyo Perez Companc y Munchi Sundblad, ya había salido de la empresa y está radicado desde hace años en los Estados Unidos.

La operación del Grupo, que incluyó el traspaso de todas las acciones de Pecom, Molinos Río de la Plata y Molinos Agro que estaban en manos de la familia, implicó un desembolso superior a US$450 millones, según indicaron fuentes cercanas a la operación a LA NACION.

Los hermanos Perez Companc compartían el 75% de las acciones de Molinos Río de la Plata y Molinos Agro (dedicada a la molienda de soja y que cuenta con un puerto propio sobre el río Paraná) y el 100% de la energética Pecom. Ahora todas quedan en manos de Luis, Rosario y Pilar Perez Companc. El resto de las acciones pertenecen en un 20% a la Anses y un 5% está en mano de inversores.

“Con mis hermanas, Rosario y Pilar, nos redefinimos y construimos una nueva unidad sobre la base de los valores que nos guían desde siempre. Porque compartimos la pasión y vocación de seguir invirtiendo en la Argentina, para potenciar el crecimiento de nuestras empresas, con el valor y el coraje de todos los que las integramos”, señaló Luis Perez Companc, que dirige el grupo ya desde hace años, en el comunicado en el que se informaron los cambios.

Por su parte, los otros tres hermanos -Jorge, Cecilia y Catalina- seguirán como socios en Goyaike, la empresa que es la dueña de miles hectáreas distribuidas en la Patagonia, la Pampa Húmeda y Uruguay. Goyaike además opera los tambos de la raza Jersey, que abastecen a los helados de Munchi’s.

Los hermanos también permanecerán como socios en Conuar, una empresa dedicada a la producción de combustibles para las centrales nucleares que abastece a las dos Atucha y a Embalse en la Argentina.

“Luis viene siendo el presidente y el director de las compañías y tiene, digamos, un liderazgo natural”, contaron en la empresa a LA NACION. “Para esta etapa lo acompañan Rosario y Pilar, y forman una unidad para darle continuidad a estas tres compañías”, destacaron sobre los cambios anunciados.

Hasta el último cambio en el paquete accionario, todos los hermanos integraban un board en el grupo, una mesa de accionistas donde se tomaban históricamente las decisiones estratégicas. Luego estaba el mundo satelital de las compañías que pertenecen al holding, cada una con su directorio y con su CEO. Todos profesionales por fuera de la familia Perez Companc. El presidente de directorio del Grupo seguirá siendo Luis Perez Companc. Ni Pilar ni Rosario sumarán funciones en el management de la compañía (actualmente tampoco las tenían) pese a acumular más acciones y poder en la toma de decisión estratégica, explicaron en su momento fuentes cercanas a la familia.

La división de las empresas completó el proceso de reorganización familiar de los negocios que se había iniciado hace más de quince años. En 2009, Goyo decidió retirarse de los negocios y dividió a los activos y tenencias del holding en seis partes iguales, aunque las empresas siguieron funcionando sin grandes cambios y bajo la dirección de Luis.

En cualquier caso, lo que está en juego es una de las mayores fortunas de la Argentina. De acuerdo al último ranking que publicó hace un par de meses la revista Forbes, Goyo Perez Companc era el cuarto hombre más rico de la Argentina. Su fortuna estaba valuada en ese momento en US$3900 millones, aunque en el sitio de la publicación el último dato informa que el patrimonio asciende a US$4200 millones. Su fortuna en la Argentina solo es superada por la de Marcos Galperin (Mercado Libre), Paolo Rocca (Techint) y Alejandro Bulgheroni (PanAmerican Energy).

LA NACION

Seguí leyendoConocé The Trust Project
Leer más
Noticias similares
Los noticias más populares esta semana