Fuera caretas, Kanté está mejor que nadie en Francia y lleva dos ...

20 días atrás
Kante

¿Conoces una canción muy popular sobre los Campos Elíseos? Es muy difícil que no ha hayas escuchado nunca. "Oooooh Champs Elysees, oooh Champs Elysees" (no incluiré audio tarareando por no torturar innecesariamente al lector). Pero viene a cuento por una situación que se viviendo en la expedición de la selección de Francia, con un invitado inesperado a esta Eurocopa, que ha hecho lo de siempre: ser el mejor. Y, además, con reconocimiento: dos MVP en dos partidos. N'Golo Kanté. Y, de nuevo, el más querido, al menos por ahora.

Ahora con la misma música, la afición gala vuelve a corear a pleno pulmón: "Nnnnnn'Golo Kanté. Nnnnn'Golo Kanté, il est petit, il est gentil, il a stoppé Léo Messi, mais on sait tous que c'est un tricheur, Nnnnn'Golo Kanté". [Él es chiquitín, él muy majo, paró a Leo Messi y ahora sabemos que sí hace trampas... Nnnnnn'Golo Kanté]. Y tiene su historia. Kanté es el chico bueno de la concentración francesa desde hace muchos años. Ganó una Champions con el Chelsea y un Mundial con Francia, siendo imbatible. Y le cae bien a todo el mundo. Recuerdan de él cómo paró a Messi en octavos de la Copa del Mundo en Rusia y se decía de él que era tan majete que era incapaz incluso de hacer alguna pequeña trampa a las cartas, en las concentraciones galas. Pogba, en las celebraciones del Mundial, se encargó de desmentir este extremo en pleno directo: "Sí las hace". Y, entonces... le cayó todavía mejor.

Tiene 33 años y se ha marchado a Arabia, a lo que parecía una jubilación millonaria, como tantos otros. Eso pensaba todo el mundo... menos Deschamps. No pudo llevárselo al Mundial de Catar por lesión y parecía amortizado, pero nada de eso. Fue el MVP del primer partido contra Austria, sin discusión, y en el segundo con la vuelta del madridista Tchouameni, Francia hizo muchas hipótesis para ver cómo cuadraban el nuevo once... pero en ninguna faltaba él.

Han renacido los viejos chistes: "El agua cubre el 70% del planeta, del resto se ocupa Kanté", o el de que si tiene tres pulmones... El caso es que el futbolista semiretirado es ahora mismo el corazón de Les Blues. Camavinga, Tchouameni, Rabiot... que se peleen por el puesto que queda como puedan. Y eso que casi ni él contaba con este "tiempo extra": "Pensé que no iba a suceder. Lo pensé cuando vi que algunos jugadores se retiraban, como Varane, Lloris y Blaise (Matuidi), lo pensé. No era necesariamente una decisión que quisiera tomar. Iba a Arabia a jugar, y si hacía las cosas bien, la puerta siempre estaba abierta", dijo en rueda de prensa. Sólo él, Giroud y Griezmann defienden, todavía, el orgullo de la vieja guardia francesa.

Simplemente las cosas salen mejor cuando pasan por sus pies. No se adorna, se equivoca muy poco, no aguanta el balón ni medio segundo más de lo necesario. Contra Países Bajos empezó fortísimo en la primera parte. Defendiendo y atacando. Le regaló un pase clarísimo de gol a Griezmann al cuarto de hora que todavía cuesta entender cómo pudo no entrar. Y otro, todavía más claro, en la segunda, que sacó Verbruggen.

Deschamps ha ganado (otra vez) la mano a sus críticos con esta jugada, y así se quiso apuntar el tanto después del primer partido. "Sólo hay que ver lo que hizo, por eso le llamé. En cuanto tuve la certeza de que había recuperado toda su capacidad atlética... Tiene inteligencia táctica, capacidad para recuperar balones y proyectarse. Por supuesto, hoy ha estado brillante y mucho mejor, porque es lo que necesitábamos. Ha brillado sin duda", dijo entonces.

Y tras su nueva exhibición, volvió a elogiarlo: "Kanté está radiante. Es algo muy bueno para nosotros. Tenemos muchos jugadores capaces de ser titulares, especialmente en el centro del campo. Pero N'Golo tiene una capacidad muy interesante para proyectarse".

Leer más
Noticias similares
Los noticias más populares esta semana