Para Vélez "La Plata" no hace la felicidad: tras perder la final con ...

Gimnasia

Gimnasia La Plata tuvo un debut soñado en el Torneo de la Liga Profesional, con una victoria contundente sobre el subcampeón del fútbol argentino. Vélez era mejor pero el Lobo, con una actitud más agresiva, lo resolvió en la parte final. Fue una semana para el olvido del equipo de Gustavo Quinteros ante los clubes platenses: una final perdida ante Estudiantes por penales y este arranque impensado.

El primer tiempo fue bastante entretenido. Vélez, subcampeón de la Copa de la Liga, volvió a mostrar los argumentos que lo llevaron hasta la final: presión, triangulación y concentración. Se mostró siempre superior a Gimnasia. Pero el local no se achicó ante los pergaminos, y con un planteo también ofensivo atacó cada vez que pudo. Y pegó mejor.

Suele suceder en partidos de ida y vuelta. A los 38 minutos, el equipo visitante estuvo ahí de abrir el marcador, pero Thiago Fernández, solo frente a Insfrán, definió mal por arriba del travesaño. Un minuto después, llegó el gol de local, tras un tiro de esquina desde la derecha, un toque de Castro hacia el corazón del área chica y Castillo, habilitado, la tocó con la parte de la rodilla y derrotó a Marchiori.

En el balance de jugadas y merecimientos, fue un poco más Vélez. Insfrán le ahogó el grito a Aquino y después se quedó con el rebote. Y las otras llegadas del equipo de Gustavo Quinteros terminaron en malos centros de Elías Gómez, o en cortes justos de los centrales cuando Aquino buscaba el pase filtrado a Romero. También en Lobo tuvo una buenísima, pero Castillo erró el cabezazo.

En el inicio de la parte final, el equipo del uruguayo Méndez fue más agresivo y enseguida encontró el segundo, tras un centro de Domínguez y el cabezazo de Abaldo. Estuvo cerca del descuento la visita con un gran remate de Aquino que Insfrán mandó al córner, y después se apagó. Nervioso, acelerado, no resolvió arriba y sufrió abajo. A los 22 minutos se terminó la historia, con este tiro libre combado de Colazo que no tocó nadie y sorprendió a Marchiori. Después, llegó el descuento del ex Estudiantes Pellegrini, una reacción que no alcanzó.

Leer más
Noticias similares