Murió Nicolás Gilad Gil Pereg, el "hombre gato" que mató a su ...

4 día atrás

A casi tres años de la condena por el doble femicidio de su madre y su tía, el israelí Nicolás Gilad Gil Pereg (43) murió en un neuropsiquiátrico en Mendoza. Estaba solo en su habitación-celda cuando tuvo una descompensación. El personal médico le realizó reanimación cardiopulmonar durante varios minutos pero no logró salvarlo.

Gil Pereg - Figure 1
Foto Clarín.com

Gil Pereg había sido alojado en una alcaidía que funciona en el hospital El Sauce, en Guaymallén, Gran Mendoza. Tenía una celda con ventana parecida a una habitación de hospital pero con custodia permanente y atención médica.

No recibía visitas y estaba aislado del resto de los internos, según pudo confirmar Clarín. En la noche del domingo, pasadas las 22, Gil Pereg se descompensó, y alcanzó a llegar personal del hospital para realizarle maniobras de RCP, pero no sobrevivió,

La situación de su salud mental es lo que más se debatió en el juicio realizado entre agosto y noviembre de 2021 en la capital mendocina. El objetivo era determinar si comprendía la criminalidad de sus actos un hombre que se comportaba como un gato y hasta maullaba en pleno juicio.

Gil Pereg - Figure 2
Foto Clarín.com
Video

Seis mujeres y seis hombres forman el jurado que debe definir si el israelí Gil Pereg es culpable o inocente por el crimen de su madre y su tía.

La fiscalía de turno iniciará una investigación para determinar la causa de muerte. Su cuerpo ya ha sido trasladado al Cuerpo Médico Forense para realizarse una autopsia.

Nicolas Gil Pereg (37), en sus primeros episodios en prisión donde afirmó ser un "hombre gato".

El condenado por el doble femicidio no recibía visitas, tomaba medicación psiquiátrica y pedía que nadie se le acercara ni tocara su comida.

Tenía una celda con ventana parecida a una habitación de hospital pero con custodia permanente y atención médica. Podía usar un pequeño patio, alejado del resto de los internados.

Gil Pereg - Figure 3
Foto Clarín.com
Nicolás Gilad Gil Pereg había sido condenado a prisión perpetua por matar a su madre y su tía en Mendoza.

El doble femicidio de Gil Pereg

El 11 de enero de 2019, llegaron a Mendoza su madre Pirhya Saroussy (63), que residía en Israel, y su tía Lily Pereg (54), desde Australia, para visitar a Gilad. Las mujeres se alojaron en un departamento de alquiler para turistas en el centro de la ciudad. Y visitaron dos veces a Pereg en su casa, frente al cementerio de Guaymallén, un lugar precario, donde vivía con 37 gatos y cuatro perros.

El 26 de enero de 2019, una muestra de sangre en una remera de Gil Pereg coincidió con el ADN de las víctimas, apareció el arma calibre 38 con el que ejecutó a su tía y fueron hallados los cuerpos de las dos mujeres.

Gil Pereg - Figure 4
Foto Clarín.com
Pirhya Sarusi y Lily Pereg, las víctimas del doble femicidio.

Después de asesinarlas a golpes, puñaladas y estrangulamiento, los cuerpos fueron cubiertos con tierra, piedras y cemento para ocultar el doble homicidio. Fueron enterradas en una habitación trasera de la casa del israelí.

Para el jurado popular, de 12 ciudadanos, los fiscales y la defensa de las víctimas, no hubo dudas de que Gil Pereg era consciente de sus actos. Fueron asesinatos premeditados para tapar fraudes económicos y el cuantioso préstamo de dinero que le hicieron sus familiares.

El 3 de noviembre de 2021, el israelí radicado en Mendoza, recibió una condena a prisión perpetua. El jurado popular consideró que al momento de cometer los femicidios de su madre y su tía comprendía lo que estaba haciendo. Y desestimó el planteo de la defensa que sostenía que Gil Pereg estaba “loco”.

Gil Pereg, al momento de su detención.

Mendoza. Corresponsalía.

D.D.

Leer más
Noticias similares
Los noticias más populares esta semana