En San Telmo, los 160 años de El Federal, uno de los bares más ...

4 día atrás

El bar El Federal de San Telmo, uno de los establecimientos más antiguos y emblemáticos de la Ciudad de Buenos Aires, celebra este año 160 años de historia y tradición. Desde su fundación en 1864 en la esquina de Carlos Calvo y Perú, este icónico café ha sido testigo de innumerables momentos históricos y culturales que han marcado la vida de la Ciudad.

Federal a - Figure 1
Foto Clarín.com

A lo largo de sus décadas de existencia, El Federal funcionó como escenario de diversas producciones cinematográficas que han dejado una huella imborrable en la memoria colectiva. Actores como Jorge Porcel, Carlos Calvo y Héctor Alterio han protagonizado películas dentro de sus históricas paredes, contribuyendo así a su leyenda como punto de encuentro de la escena artística y cultural porteña.

Hoy en día, El Federal continúa siendo un punto de referencia tanto para los vecinos del barrio como para los turistas que se acercan atraídos por su legado y por la oportunidad de degustar la exquisita gastronomía porteña que ofrece su carta. Su ambiente único y su rica historia hacen de este bar un verdadero tesoro de la Ciudad de Buenos Aires que perdura a lo largo del tiempo.

La historia de El Federal

En 1864, surgió como una modesta pulpería en una esquina rural, donde convergen los caminos de Perú y Carlos Calvo. En aquella época, estas vías eran transitadas por carros y caballos, ya que las calles eran de tierra y la vida en la ciudad de Buenos Aires tenía un ritmo más pausado y rural.

Saciaba la sed de los parroquianos que se acercaban por una copa. Tiempo después se transformó en un almacén de ultramarinos donde se conseguían buenas sardinas españolas, originales higos de Esmirna y un excelente aceite de oliva italiano. En el piso superior funcionaba un prostíbulo clandestino, por entonces llamado "casa de tolerancia" o "de las mujeres públicas".

Federal a - Figure 2
Foto Clarín.com
El Federal en Carlos Calvo y Perú, San Telmo. Foto: Constanza Niscovolos.

Desde 1930 hasta 1960 el negocio funcionó como almacén de barrio y despacho de bebidas. Allí fue cuando adquirió la impronta actual: “Las puertas, las ventanas, los mostradores que aún conserva el bar son de esa época”, cuenta Pablo Durán uno de los miembros de "Los Notables" conformado por El Federal, Café Margot, Bar de Cao, Celta Bar y Café La Poesía.

A fines de la década del 70, con la aparición de los supermercados, El Federal abandonó su impronta de almacén, eclipsada por las grandes tiendas y se transformó en un bar. Pablo y sus socios toman el mando en el 2000: “Yo vine a comprar las instalaciones porque lo iba a cerrar, estaba muy caído”.

“Nos costó contactarnos con los dueños de la propiedad pero pudimos comprarlo, cambiamos la cocina, el producto no daba nada, el salón trasero estaba abandonado, reformamos los baños y pusimos en valor las instalaciones”, relata.

La vereda de El Federal. Foto: Lucía Merle.

En 2002 fue nombrado como notable, la comisión de la Legislatura porteña que otorga esta mención exige que sea un bar antiguo, que haya mantenido su mobiliario y que sea representativo del barrio. El Federal cumplía con todas esas premisas.

Federal a - Figure 3
Foto Clarín.com

Hoy es destino de turistas pero también de los vecinos de San Telmo que son fieles, muchos de ellos se sientan allí todos los días. El Federal abre de lunes a lunes y sirve las cuatro comidas. No hay restricción de horarios para la cocina: “Podés pedirte una milanesa a las 5 de la tarde que te la servimos sin problemas”, explica Pablo.

Al adentrarse en El Federal, destaca inmediatamente su imponente barra, adornada con un arco de madera finamente tallada y detallada con vitrales, resaltando en el centro un significativo reloj. Este elemento se encuentra en el corazón de un salón alargado que aún mantiene sus baldosas originales, antiguas mesas de madera, estanterías repletas de botellas y una caja registradora de época, creando así una atmósfera nostálgica y llena de historia.

El salón de El Federal. Foto: Constanza Niscovolos.

Testigo de la historia y la cultura porteña, ha sido escenario de diversas anécdotas y eventos que han quedado grabados en su memoria colectiva. Desde servir de locación para películas hasta albergar las clases abiertas del "Liceo Superior" de la Academia Nacional del Tango, este lugar ha sido punto de encuentro para poetas, escritores y artistas, dejando una huella imborrable en su legado.

Federal a - Figure 4
Foto Clarín.com

Entre las leyendas que rodean a El Federal, se cuenta la visita recurrente de Roberto "El Polaco" Goyeneche, quien solía pasar a disfrutar de una Hesperidina con toques personales cada vez que actuaba en San Telmo. También se recuerda un trágico suceso ocurrido en la década de 1950, cuando un joven cometió un femicidio frente a la puerta del café, disparando contra la hija del almacenero por un amor prohibido. Estas historias, entre otras, contribuyen a la rica narrativa que envuelve a El Federal y lo convierten en un tesoro viviente de la historia porteña.

Qué se come en El Federal

Las picadas son protagonistas de la carta de El Federal. Foto: Constanza Niscovolos.

Desde tiempos anteriores a su conversión en un bar, la esquina porteña que ocupa El Federal ya era conocida por ser el lugar donde la picada y el vermut se volvieron tradición. Hoy en día, este ritual sagrado se preserva en su forma más pura, lo que se refleja en la importancia que tiene la picada como uno de los platos estelares del lugar.

La opción que bautizaron con el nombre del lugar trae queso de campo, aceitunas negras y verdes, jamón crudo, palmitos, cantimpalo, sopresatta, tortilla, roquefort, leberwurst y pan casero. Comen dos personas y pican tres. Se consigue por $ 17.800.

Federal a - Figure 5
Foto Clarín.com
Para el 25 de mayo preparan locro. Foto: El Federal.

Otra opción para picar es la “Telmo” con lomo embuchado, boconccino, tomates cherrys, aceitunas rellenas, ravioles fritos, cantimpalo, longaniza y pan casero por $ 15.500. Para los vegetarianos la opción ideal se compone de berenjenas, pinchos caprese, sardo marinado, ravioles fritos, tortilla, pan casero, queso azul, nueces, aceitunas rellenas y palmitos con salsa golf. Vale $ 14.500. También las ofrecen en versiones mini o en tablitas.

Para acompañarlas hay vermut de grifo de elaboración propia ($ 2.700), gin y sidra tirados.

En la carta aparecen sándwiches tradicionales que se pueden pedir con los siguientes panes: pebete, árabe, francés, multicereal, casero o figazza. El de crudo y queso se consigue por $ 5.400. El de salame y queso, por $ 5.100. Dentro de las opciones especiales sobresalen el de pastrón con pepinos, mostaza, lechuga y cebolla caramelizada ($ 6.600) y el de milanesa de nalga con queso, lechuga y tomate con fritas por $ 8.800.

Las pastas son de elaboración casera. Foto: Constanza Niscovolos.

Entre las opciones más actuales están las hamburguesas. Todas se sirven con guarnición de papas fritas y pueden pedirse en su versión simple o doble (desde $ 6.600). Y si de comida porteña se trata, las milanesas no pueden estar ausentes. La napolitana con guarnición se vende por $ 8.100.

Federal a - Figure 6
Foto Clarín.com

También se pueden pedir las pastas, que son artesanales. Para los días de más frío ofrecen platos de olla como guiso de lentejas o mondongo por $ 6.600. En fechas especiales aparece el locro. Su pico de venta es el 25 de mayo y lo acompañan con pastelitos. Según Santiago Amín, el chef a cargo de la cocina de Los Notables, es una porción abundante y bien “pulsuda”. Si bien aún no definieron el precio exacto, estiman que rondará los $ 8.000.

Al estar abierto todo el día también sirven opciones para acompañar el café como tostados y combos como el clásico café con leche y dos medialunas por $ 3.600.

El Federal. Carlos Calvo 599, San Telmo. Todos los días de 8 a 2. Instagram: @bar_el_federal

Leer más
Noticias similares
Los noticias más populares esta semana