Jaylen Brown, un escudero de lujo para los Boston Celtics

26 días atrás

Los Boston Celtics tienen una plantilla de lujo, aunque ni el reparto de premios y distintivos individuales de la NBA haya reflejado el verdadero nivel del grupo con galardones específicos. El jugador con mayor uso en estos playoffs, teórico segundo espada del grupo, ni siquiera ha sido incluido en alguno de los tres mejores quintetos de la competición. Jaylen Brown, decisivo con el triple que forzó la prórroga en el primer encuentro de las Finales de la Conferencia Este contra los Indiana Pacers y líder absoluto en el segundo con 40 tantos para poner el 2-0 en la eliminatoria, sabe que el desplante es enorme pero no quiere gastar ni un segundo pensando en ello.

Boston Celtics - Figure 1
Foto Mundo Deportivo

"Estamos a dos partidos de las Finales de la NBA, así que no tengo tiempo ni me importa un comino", respondía cuando le recordaron que está comandando al grupo y ni siquiera ha sido nominado como uno de los 15 mejores jugadores de la liga. "Por supuesto que es un desprecio hacia su figura", comentaba Derrick White sobre la no inclusión de su compañero en los quintetos All-NBA.

"Veo a gente recibiendo premios y elogios, y siento que tienen la mitad del talento que tengo yo en ambos lados de la cancha. En este punto de mi vida, simplemente acepto esta situación. Viene con mi persona y lo que represento, y eso no lo voy a cambiar", esgrimía sin darle mayor importancia.

Brown, acostumbrado a vivir a la sombra de Tatum, el Celtic que atrae la mayoría de focos, ha visto incluso como la llegada de Kristaps Porzingis y la emergencia de Derrick White, también decisivo en estos playoffs, le quitaban todavía más cuota en el plano mediático. A los 27 años, tiene unos promedios parejos a los de la principal estrella de Boston en estos playoffs, superándole incluso en estas Finales del Este con 33 puntos, 6 rebotes, 3,5 asistencias y 2 robos de promedio. 

En los playoffs, el escolta tiene un uso del 29,7%, superior al de Tatum, y está mejorando notablemente la eficiencia y eficacia de su compañero con un 61,2% de true shooting. "Siempre hace la jugada adecuada. Tiene aplomo, paciencia, disciplina. Continúa mejorando día a día, y siempre encuentra la manera de tener impacto en los partidos", le elogiaba Joe Mazzulla.

El técnico, como el resto de sus compañeros, afirmó que los votantes habían desestimado el talento de Brown, aunque eso a él no le importe lo más mínimo. "Jaylen es una de mis personas favoritas, y gestiona este asunto usándolo como motivación. Realmente no le importa, porque entiende que lo más importante es ganar", ahondaba el preparador de los de Massachussets.

Jayson Tatum felicita a Jaylen Brown durante los playoffs de 2024

David Dermer / Ap-LaPresse

Brown llegó a Boston un año antes que Tatum, pero desde la llegada del alero asumió que iba a ser el segundo pilar del proyecto, cómodo cediendo protagonismo en todas las esferas a pesar de sentirse, siempre, un primera espada. Su crecimiento ha sido progresivo, acompañando siempre la eclosión del número uno de los Celtics.

Aunque solo ha sido reconocido con tres All Stars y una presencia en los mejores quintetos de la liga el curso pasado, una nota al margen vistos los cinco partidos de las estrellas de su compañero y cuatro presencias en los All-NBA, nunca ha pedido explícitamente mayor reconocimiento, ya que el único que necesita está dentro del vestuario y en las oficinas del equipo.

"Tiene una habilidad natural para trabajar, para seguir mejorando, y una motivación y confianza tremenda", proseguía Mazzulla. "No tiene miedo en trabajar en sus puntos débiles. En los entrenamientos está ahí fuera con seis o siete entrenadores, practicando cada posesión, cada espacio de la pista. Le importa lo que debe importar a un jugador, y el resto son cosas que solo pueden motivarle todavía más", agregaba.

"El juego es cada vez más lento para él, y siempre encuentra la manera de ser efectivo sin renunciar nunca a hacer la jugada correcta", apuntaba Tatum tras su gran inicio de eliminatoria contra los Pacers. "Está siendo él mismo, y esto es lo que necesitamos", concluía el astro.

Aunque no le hayan tirado suficientes flores fuera de Massachussets, Brown está demostrando una vez más que es un segunda espada con actitud y calidad para ser referente en cualquier otra plantilla. La fortuna de Boston es que han podido mantenerle contento, conectado y comprometido con un proyecto que enseguida dejó de orbitar entorno a él. Sin ese compromiso, el asalto el anillo sería mucho más complicado para los Celtics, aunque queda todavía bastante trabajo por hacer.

Lee también

Leer más
Noticias similares